Estamos convencidos de que el éxito académico es algo más que la enseñanza que se imparte en el aula. Se trata de carácter, de inculcar la fe, de crear asociaciones y de la manera en que se enseña el contenido. Lograremos el objetivo de ayudar a los escolares a desarrollar, la virtud, los conocimientos y las habilidades académicas necesarias para lograr sus objetivos en un ambiente preuniversitario y universitario selectivo haciendo hincapié en cinco aspectos principales:

Enseñanza personalizada.

Cada niño participará en un grupo pequeño 5 a 10 alumnos dirigido por un maestro y al mismo tiempo tendrá la oportunidad de aprender a su propio ritmo a usar computadoras.

Educación para fortalecer el carácter.

Inculcamos explícitamente modelos y enseñamos los valores de “la valentía”, “la sabiduría”, “el autocontrol” y “la justicia” que preparen a nuestros estudiantes tanto para los estudios superiores como para el paraíso.

Valores Católicos.

Todo lo que hacemos gira alrededor de Cristo.

Grandes expectativas.

Esperamos que nuestros alumnos “sean más”. Nuestro interés principal es el amor y la joy mezclados con grandes expectativas en la labor académica y el comportamiento de manera que nuestros graduados se destaquen en el preuniversitario, la enseñanza superior, y en otros lugares.

Asociaciones.

Creemos que los padres son los primeros educadores de sus hijos. Nuestra escuela está siempre abierta para los padres y procuramos que la asociación con ellos ayude a sus hijos a ser los mejores.

Maestros dedicados

Los maestros de la Academia Romero en Resurrección hacen gala de su compromiso inquebrantable con todos los alumnos.

En la Academia Romero en Resurrección, el curso académico típico dedica 15 días o más a la enseñanza y el aprendizaje que cualquier escuela típica de distrito. Además de dedicar más tiempo a los alumnos, los maestros de la Academia Romero en Resurrección dedican también otras dos semanas de servicio a continuar su desarrollo profesional.

Plan de estudios rico en conocimientos de alta calidad

Desarrollamos el intelecto de todos los maestros mediante un plan de estudios cuya intención es fortalecer sus habilidades, así como profundizar en el conocimiento real del mundo.

¿Por qué se hace hincapié tanto en las habilidades como en el conocimiento?

Las investigaciones han demostrado que a las personas que cuentan con una base sólida de conocimientos verdaderos les resulta mucho más fácil aprender cuando tienen delante información nueva y cada vez más difícil. Además, el conocimiento verdadero mejora procesos cognitivos tales como la solución de problemas y el razonamiento complejo. Muchas escuelas ponen más atención a crear habilidades (por ejemplo: comprensión, comparación y contraste) sin fomentar en los alumnos el conocimiento del mundo. En la Academia Romero en Resurrección, consideramos que las habilidades y los conocimientos tienen igual importancia.

Instrucción dirigida

Desarrollamos el intelecto de todos los estudiantes enseñándoles matemáticas y lectura/idioma ingles y artes en pequeños grupos (5 a 10 alumnos) y no en grupos grandes (25 alumnos).

Nuestro Modelo educativo de aprendizaje combinado significa que los alumnos rotan entre puestos:

  • Trabajando con su maestro en relación con un contenido riguroso en el entorno de un pequeño grupo de apoyo.
  • Recibiendo instrucción nivelada “correcta” mediante programas de aprendizaje por computadora que se ajuste a las necesidades específicas de cada alumno.
  • Colaborando con sus compañeros de estudio o practicando por su cuenta nuevas habilidades y nuevos conceptos.

Evaluaciones significativas

Garantizamos el desarrollo del intelecto utilizando múltiples formas de evaluación para monitor el crecimiento y los resultados de cada alumno.

Las evaluaciones son un instrumento importante que ayuda a los maestros a saber si los alumnos necesitan más apoyo o tareas difíciles de mayor rigor.

Los resultados de las evaluaciones nos ayudan a saber si estamos orientando a los alumnos por un camino de opciones y acción.