El modelo de la Academia Romero constituye un nuevo capítulo en la larga y enorgullecedora historia de Resurrección. Un capítulo que garantizará que el nombre de Resurrección perviva otros 100 años.

La Academia Romero en la Resurrección formará los santos y sabios del futuro mediante la creación de asociaciones con las familias para el desarrollo del intelecto, la formación del carácter, y el compromiso con la fe de cada estudiante. Inspirada en la vida de San Oscar Romero, los graduados de la Academia Romero en la Resurrección desarrollarán las virtudes, los conocimientos y las habilidades académicas necesarias para el logro de sus objetivos en las escuelas preuniversitarias más selectivas de la ciudad y de otros lugares. Recordando las palabras de San Romero, nuestros estudiantes “aspirarán no a tener más, sino a ser mejores”.

About our Patron

  • Trabajó como aprendiz de carpintero hasta los 14 años en que decidió convertirse en sacerdote
  • Fue ordenado en Roma en 1942 y durante 35 años trabajó como pastor, administrador y periodista
  • Fue arzobispo de San Salvador, donde comprobó que quienes estaban en el poder en su país eran hombres violentos y las familias ricas apoyaba a ese gobierno violento
  • Se pronunció en contra de los soldados y el gobierno que atacaban a los pobres. San Romero estaba convencido de que la iglesia tenía que hacer algo para que el gobierno cambiara, porque este actuaba en contra de las enseñanzas de Jesús
  • Fue asesinado mientras celebraba Misa el 24 de marzo de 1980
  • Al igual que su Salvador, murió pobre, perdonando a sus asesinos
  • El 3 de febrero de 2015, el Papa Francisco autorizó un decreto por el que se reconocía a Oscar Romero como mártir de la fe. Su beatificación tuvo lugar en San Salvador el 23 de mayo de 2015 y fue canonizado el 14 de octubre de 2018

¿POR QUÉ SAN OSCAR ROMERO?

  • San Oscar Romero es un ejemplo moderno de las virtudes que tratamos de enseñar y un modelo.
  • San Romero constituye un ejemplo de cómo podemos hacer frente con valentía a los problemas de la vida cotidiana.
    • Ante el odio, él predicaba el amor.
    • Ante la lucha, demostraba perseverancia.
    • Ante la violencia, fue defensor de la paz.
  • Su profunda fe, su compromiso de servir, y su pasión por la justicia son un aporte al enorgullecedor legado de la Escuela Resurrección.